La Voluntad de la Gente No Es Una Píldora Amarga

Police Contract Meeting
photo from the Austin Justice Coalition

Guest Editorial –

Please note – what follows is a Spanish translation of an op-ed piece published on the Austin EcoNetwork earlier this week, entitled, “The Will Of The People Is Not A Bitter Pill.” It was translated into Spanish by Ashely “Flashe” Gordon. 

Autores: Shane Johnson, Chas Moore, Janis Bookout

Colaboradores: Andrew Dobbs, Fatima Mann, Angelica Erazo, Ashely Gordon, MEASURE

Traducido por Ashely “Flashe” Gordon, fundadora de Fenomenal Flashe Empire ( dba Conozca Español)

El 13 de diciembre de 2017 fue una noche bien histórica en la ciudad de Austin. Gracias al trabajo duro de un grupo de líderes comunitarios, un diverso despliegue de miembros de la comunidad- más de 200 personas- vino al Ayuntamiento para proponer con fuerza por una nueva visión de la seguridad de la pública, empezando con el rechazo del contrato de policía propuesto. El problema fue la oposición de la comunidad al contrato de la policía propuesto debido a su falta de una reforma actual, incluyendo dar a los agentes acusados ​​de mala conducta el acceso injusto a evidencia y prohibir las investigaciones independientes.

Al fin de la noche de la reunión especial, el Consejo Municipal unánimemente votó para rechazar el contrato con la esperanza de volver a las negociaciones. Desde entonces, la cobertura de los medios principalmente ha consistido de repetir las quejas adoptadas con el voto para La Asociación de la Policía de Austin (APA). Por eso, creemos que una perspectiva comunitaria como resultado de la reunión especial discutiendo el contrato de la policía y sus consecuencias en 13 de diciembre debe ser presentada.

El artículo del Austin Chronicle, por ejemplo, “Una Píldora Amarga: APD empieza la vida debajo del Capítulo 143,” no considera los puntos de vista de demasiado depositarios comunitarios quienes asistieron a la reunión en 13 de diciembre. La historia no contada de una efusión sin precedentes de apoyo en reacción a las llamadas de las comunidades de color por una responsabilidad actual en nuestro sistema policial todavía no ha sido expresada completamente.

“Ha oído de una sección transversal increíble de la comunidad,” dijo Chris Harris, analista de datos y coordinador de campañas para Grassroots Leadership, “representando no solo los defensores de la justicia criminal, sino también la gente que trabaja en el campo de la salud de la pública, la salud [mental], academia, [sic] servicios legales, la sociedad civil, con el medio ambiente, y todo presentado un mensaje muy claro- que debemos votar en contra de este contrato, y debemos comenzar a repensar la seguridad de la pública en este pueblo en una nueva manera.”

“Yo [sic] nunca…. he visto esto un día durante mi vida- cuando [gente de varias etnias] se juntan para seguir adelante como una fuerza,” dijo Dominque Alexander, presidente y fundadora de Next Generation Network.  Este es el tipo de participación cívica diversa que el grupo de trabajo del alcalde Steve Adler sobre el racismo institucional fue diseñado para empoderar, pero los líderes cívicos son quienes lo alcanzaron.  

Debemos celebrar nuestros líderes cívicos quienes demuestran el liderazgo  por escuchar a sus constituyentes. Más importante, debemos celebrar los líderes comunitarios quienes ganaron el apoyo del Consejo Municipal con participación comunitaria sin precedentes en la reunión en 13 de diciembre, y las horas incontables invertían las que se han desarrollado sobre décadas del trabajo, lo que se han desarrollado sobre siglos de trabajo. Esta organización extensa enmarcó la reunión  y continuará así en el futuro.

Líderes como Njera Keith, fundadora de Black Sovereign Nation, sin pestañear han exigido que las voces de la gente más afectada son oídas. Durante la reunión ella dijo, “Me pregunto si este Consejo Municipal sabe como traumatizante es a los Negros y a los Latinos de volver aquí [al ayuntamiento] otra vez y otra vez para rogar a su vida. La gente que vino esta noche demanda que reconocen sus constituyentes y que se eliminan un proceso de negociaciones que no los incluye. No somos cómodos con la idea de La Ciudad de Austin y La Asociación de la Policía de Austin se unen y discuten por casualidad los que son asuntos de la vida y la muerte.”

Police Contract Meeting
photo from the Austin Justice Coalition

Sin duda, los puntos de vista expresados esa noche fueron apasionantes, incluso desafiante e incómodo para algunos. Sin embargo, la única manera que podemos transformarnos en una sociedad más equitativa es escuchar a las voces de la gente más afectada por las injusticias sociales- aún si esas voces son criticables y enojadas. Porque, como Fatima Mann, la directora ejecutiva de Counter Balance: ATX, contó, “La comunidad afectada, las personas quienes te dicen que han sido dañadas… nosotros [proveemos] los datos.”

Así que somos agradecidos al Consejo Municipal para quedarse hasta a las 11:30 de la noche para escucharnos. Este paso es significante hacia el liderazgo elegido de Austin en ser una marca progresiva como presenta nuestra reputación.

El narrativo predominante en los medio, por otro lado, se parece que los miembros del Consejo Municipal no han considerado las consecuencias de su decisión. Para sugerir que ahora el Consejo Municipal trata de “conservar la dignidad” es engañoso en el mejor caso. Trabajar por el cambio social y decir la verdad es demasiado difícil, y por seguro enojará algunas personas. Quisiéramos recordarles a todos que los impactos de la reunión en 13 de diciembre todavía no son determinados.

Y además, este narrativo no sólo menosprecia el Consejo- que pasó horas innumerables reuniéndose con los agentes de APA y APD, escuchando a los líderes comunitarios, y recibiendo comentario de sus constituyentes- sino también refuerza la percepción que debemos aguantar concesiones pequeñas, sino que promulgamos el cambio que funciona actualmente. Conformarse con el status quo para evitar conflicto es una justificación que se ha dado a comunidades de color de generación a generación.

Tenemos orgullo en y somos inspirados por la complacencia del Consejos Municipal para tomar riesgos políticos y trabajar hacia un cambio real en reacción a la demanda aplastante de la comunidad. El Consejo Municipal hizo su trabajo- reflejó la enorme variedad de preocupaciones de sus constituyentes, incluso más de 20 organizaciones comunitarias que vinieron a la reunión en 13 de diciembre.

Aunque los críticos podrían decir así, esto no es un problema para ser descartado como reaccionario. Cassandra Champion, abogada de empleados en el Texas Civil Rights Project (TCRP) dijo en la reunión de 13 de diciembre, “Durante los 5 años que he trabajado [en TCRP], hemos recibido llamadas incontables de individuos quienes tienen reclamaciones… contra la policía por presunta mala conducta. Así que sabemos bien que no sólo es un problema que pocos activistas locales han proyectado.”

Durante meses de negociaciones, APA intencionadamente desatendió las llamadas de la comunidad por responsabilidad actual, lo que beneficiaría no solo a la comunidad en general, sino también a nuestros oficiales haciéndolos más efectivos y seguros. Nunca debemos quitar nuestros ojos de hacer que nuestro sistema policial sea más equitativo.

A pesar de que este tipo de reforma puede ser nueva para Austin, no es sin precedentes. San Francisco, Oakland y Dallas son ejemplos de programas policiales verdaderamente progresivos:

  • El enfoque de Dallas es reducir el uso de la fuerza y los tiroteos relacionados con los oficiales.
  • San Francisco tiene esto en su declaración de misión: “El Departamento de Policía de San Francisco defiende la vigilancia comunitaria como el pilar de su filosofía operativa. La misión del Departamento es proteger la vida y la propiedad y trabajar estrechamente con la comunidad por la formación de alianzas para prevenir el crimen, reducir el miedo del crimen, detener a quienes cometen crímenes y proveer un ambiente seguro.”
  • Además de tener una sólida junta de supervisión ciudadana, el Departamento de Policía de Oakland trabajó recientemente con un estudio de la Universidad de Stanford para evaluar las cámaras corporales de la policía a fin de informar su entrenamiento de los oficiales.

Dar pasos hacia medidas como estas no es una píldora amarga: es una oportunidad fundamental para que Austin se convierta en una verdadera ciudad progresiva, como la que se imagina a sí misma y se promueve a sí misma.

Según Ken Casaday, el presidente de la APA, ha dicho que el tiempo bajo 143 “podría servir como un período de reflexión muy necesario para todos los involucrados.” Si bien la mediación puede ser aconsejable, no necesitamos un período de reflexión. Necesitamos transparencia y responsabilidad basada en el desempeño ahora, no después. Esta es la oportunidad de Austin para liderar la reforma policial. Como dijo el Dr. Kevin Michael Foster, profesor de Estudios de la Diáspora Africana, “Conocer y consultar está roto. Enfrenta a la policía contra la ciudad; se enfrenta a hacer lo correcto a cambio de beneficios.”

La cobertura de los medios también ha promovido la idea de Casaday de que los equipos de negociación de la APA fueron “tomados por sorpresa” por la oposición del Consejo al costo y las medidas propuestas de responsabilidad en el contrato propuesto. Pero si fueron, resultó de descuidar a la comunidad durante todo el proceso de negociación. Los negociadores de la ciudad incluyeron una cantidad desproporcionada de ex miembros del personal de la Asociación de Policía, pero ese hecho casi no ha recibido cobertura de noticias.

Mientras tanto, KVUE y la cobertura de otros medios que citaron al presidente de Austin NAACP, Nelson Linder, diciendo: “Este es su día en el sol … y no lo han hecho muy bien,” sobre el compromiso de la comunidad que condujo al  voto “no” del Consejo, muestra una división ostensible entre la comunidad sobre este tema. Pero contar únicamente con esta representación del punto de vista de Linder, en lugar de dar una representación completa de las voces de la comunidad involucradas, es engañoso.

Si bien celebramos el servicio dedicado de Linder a la comunidad, él fue por su propia elección, no muy involucrado en esta fase particular del proceso. Como resultado, desafortunadamente su perspectiva no representa los puntos de vista de la comunidad en general que abogó en contra de la aprobación del contrato esa noche. Linder y Chas Moore, director ejecutivo de Austin Justice Coalition, ahora están trabajando más estrechamente en este tema.

A diferencia de lo que ha sugerido la cobertura, el voto del Consejo Municipal no fue solo sobre el dinero. Sugerir tanto ofusca el papel que desempeñaron las voces comunitarias para influir en la decisión. El resultado final: si vamos a gastar $ 82,5 millones, déjanos asegurar que el contrato refleje las necesidades de la comunidad que los oficiales de policía han jurado servir y proteger. Entonces, tales objeciones pueden resolverse en el frente, en lugar de tener que ser transmitidas más dramáticamente en un foro público.

La cobertura de los medios ha descuidado en gran medida el hecho de que la comunidad abogó específicamente en contra de la aprobación del contrato debido a sus límites en la responsabilidad real. Cualquier cobertura que sugiera el final del contrato de la policía nos hará perder responsabilidad sobre la APD, generalmente enfocándose únicamente en la pérdida de la Oficina del Monitor de Policía y el Panel de Revisión Ciudadana, es engañosa. Sugerencias como esta malinterpretan la verdad de cómo ahora tenemos una amplia franja de nuevas opciones de responsabilidad disponibles y, francamente, condesciende a los cientos de líderes comunitarios que sabían que era necesario un cambio sustancial o un rechazo de ese contrato para implementar una reforma real.

Con ese fin, la organización sin fines de lucro MEASURE, de investigación pública y educación pública, ha comenzado a trabajar en un informe que analiza los dólares y centavos del contrato. MEASURE tiene como objetivo agregar este análisis de datos empíricos basado en la investigación al proceso de negociación para desarrollar un contrato justo y equitativo. Como expresó la presidente de MEASURE, Meme Styles, “la posición de MEASURE es que la vigilancia pacífica, respetuosa y organizada de Austin se basa en un acuerdo de negociación colectiva que sea justo y práctico para las partes involucradas y todos los depositarios ​​impactados.” Este informe será publicado en marzo. Necesitamos este tipo de investigación, así como un asiento real en la mesa para las comunidades impactadas.

En este momento, nos estamos acercando al Día de Martin Luther King, celebrando a uno de nuestros grandes líderes de derechos civiles por el cambio que ayudó a imaginar e impulsar. El Dr. King fue un firme defensor de escuchar las voces de las comunidades impactadas. El 13 de diciembre, las voces de la comunidad resonaron clara y poderosamente, con una expresión de solidaridad que siguió de cerca muchos de los principios básicos del Dr. King. Durante esta celebración, pedimos que todos en ambos lados del contrato se unan a nosotros soñando con un Austin en el que los líderes de nuestra comunidad sean bienvenidos para asociarse con APA y APD en la creación de un sistema equitativo que incluya a todos nuestros ciudadanos. En palabras del Dr. King: “La única normalidad de la que nos conformaremos es la normalidad de la fraternidad, la normalidad de la verdadera paz, la normalidad de la justicia.”

La marcha del lunes se realizará a las 9:00 de la mañana en la estatua de Martin Luther King en el East Mall, UT Campus, se procederá hacia al Capitolio y terminará en la Universidad Huston-Tillotson. Únase a nosotros.

 

A continuación se enumeran algunos de los líderes, grupos y aliados de la comunidad que hablaron en apoyo de las comunidades de color de Austin:

Chas Moore, co-fundador y director ejecutivo de Austin Justice Coalition

Dr. Kevin Michael Foster, Profesor Asociado de Estudios de la Diáspora Africana

Chris Harris, Analista de Datos y Coordinador de Campañas para Grassroots Leadership

Njera Keith, Fundadora de Black Sovereign Nation

Fatima Mann, Directora ejecutiva de Counter Balance: ATX, co-fundadora de AJC

Sam Sinyangwe, co-fundador y analista de datos, Campaign Zero

DeRay McKesson, co-fundador de Campaign Zero

Cluren Williams, hermano de Lawrence Parrish

Dominique Alexander, Presidente y fundadora de Next Generation Network

Gil Starkey, Co-fundador y Miembro del Consejo de Administración, 350 Austin

Shane Johnson, miembro, Junta Directiva de Indivisible Austin, ATXEJ y AJC

Cassandra Champion, abogada del Proyecto de Derechos Civiles de Texas

Mandy Blott, PhD, psicóloga y miembro de Austin Justice Coalition (AJC)

Roy Waley, Conservation Chair y hablando en nombre del Austin Sierra Club

Kolby Duhan, Austin Young Democrats

Rachel Manning, trabajadora social y miembro, Undoing White Supremacy Austin

Kathryn Bedecarre, candidata de doctorado, Estudios de la Diáspora Africana

-Janis Bookout, 2020 or Bust Austin

-Jenn Ramos, Austin Young Democrats

Vincent Harding, presidente del Partido Demócrata del Condado de Travis

Bob Hendrix, miembro, 350 Austin, Austin Sierra Club y ATXEJ

Susan Lippman, miembro, WildEarth Climate Action Team de Wildflower Church

Kathy Mitchell, miembro del personal de Texas Criminal Justice Coalition, miembro de AJC

 


Please note – editorials and sponsored posts are written by guest writers to inform and educate the community on a variety of different viewpoints, as well as to share information about local eco-friendly businesses and organizations. However, they do not necessarily reflect the opinions of the Austin EcoNetwork. 

 

More from Amy Stansbury

SFC: Happy Kitchen Program Coordinator

Sustainable Food Center JOB ANNOUNCEMENT 
Read More

Leave a Reply